Nolugar, Felipe Benítez Reyes

lunes, 1 de junio de 2009

NOLUGAR

Cuando una niebla espese los salones
y el mar sea como el ala de un arcángel
caído que ha llorado eternamente,
cuando surtan las fuentes un crepúsculo líquido
y corte el cielo pálido
la clara reverencia de las nubes,
en esa justa hora en que las sombras
sean doncellas de luto cruzando nuestra casa,
en ese justo instante, cuando todo anochezca,
cuando una niebla espese los salones,
recorra los estantes, ponga sus manos blancas
sobre un libro, serpentee, sea la viva
sierpe que muerde un rostro,
cuando todo sea bruma, cuadro de Patinir,
densa espese la niebla los salones,
cuando nieve.

Paisaje con San Jerónimo (1515), Joachim Patinir


Felipe Benítez Reyes, Libros de poemas, Visor, Madrid, 2009, página 56.

2 comentarios:

julián dijo...

Me recordó este texto una de mis canciones preferidas de The Beatles: "Nowhere man" que por cierto vive en un nowhere land.
Interesante y enigmática canción.

raquel dijo...

De "Nowhere man" me gusta sobre todo la letra, sí que es bastante enigmática; parece que en cada canción de The Beatles hay una interesante historia detrás. De todas formas, de ese disco, Rubber soul, prefiero "Norwegian wood", "Michelle", "Girl" o "In my life" (aunque, tratándose de quienes se trata, hay de sobra para elegir).