Ikebana, Ángel Cerviño

miércoles, 24 de febrero de 2010
IKEBANA
Las dádivas estorban a los viajeros.
Matsuo Basho

mañana de abril / cumbre elevada / ¡se ve mayo! / al atardecer bajamos a la aldea en el fondo del valle / golondrinas y murciélagos apuran los últimos charcos del cielo / las sombras que llegan / por adelantar trabajo / van colocando las primeras estrellas / y se inclinan para coger la luna tras la montaña / pasa silbando malicioso el viento / levanta las faldas de la noche / ¡no lleva ropa interior! / enrojece el horizonte / se incendian las nubes / desde el bosque risa de lechuza /


Ángel Cerviño, El ave fénix solo caga canela (y otros poemas), DVD Ediciones, Barcelona, 2009, página 90.

1 comentarios:

Pedro Donangelo dijo...

Deslumbrante blog y buena poesía. Te invito a visitar mi blog en www.elpoetaocasional.blogspot.com