Contra las canciones de opósitos, Luis Alberto de Cuenca

lunes, 19 de diciembre de 2011
En la playa (con pingüinos), Euan Macleod


CONTRA LAS CANCIONES DE OPÓSITOS

Me he pasado la vida conciliando contrarios.
Pensando: bien y mal no son tan diferentes,
si es muchas veces no, mi amiga es mi enemiga,
el placer duele tanto que parece dolor
y los días de fiesta son días de fastidio.
Me he pasado la vida tiritando en agosto
y muriendo de sed al lado de una fuente.
Pero esto se acabó. No quiero que la risa
se disfrace de llanto, ni que los besos hieran,
ni que la muerte salve, ni que el sol del verano
sea en el fondo sombra y el océano el desierto.
Quiero volver atrás, al tiempo en que las cosas
no eran tan complicadas, y el amor no era odio
y la nieve era nieve, y la paz y la guerra
eran palabras únicas, distintas, inequívocas,
y no la doble cara de un mismo aburrimiento.
Ya no quiero sudar rodeado de pingüinos.


Luis Alberto de Cuenca, Antología poética, Castalia, Madrid, 2008, pp. 146-147.

3 comentarios:

Diego dijo...

Ya pasé por acá y me llevé ¨Basuras al amanecer, Joaquín Giannuzzi¨. Ahora me llevo este.
Saludos.

Marcos Callau dijo...

Muy buena elección de Luis Alberto de Cuenca, Raquel. Te deseo que pases unos felices días.

raquel dijo...

Diego:

Encantada de regalar en estas fechas. Todo tuyo el escaparate.


Marcos:

Muchas gracias. Un abrazo con igual deseo.