[La vida es un viaje en paracaídas], Vicente Huidobro

sábado, 19 de enero de 2013
La caída del ángel, Marc Chagall


   Sé triste, más triste que la rosa, la bella jaula de nuestras miradas y de las abejas sin experiencia.
   La vida es un viaje en paracaídas y no lo que tú quieres creer.
   Vamos cayendo, cayendo de nuestro cenit a nuestro nadir y dejamos el aire manchado de sangre para que se envenenen los que vengan mañana a respirarlo.
   Adentro de ti mismo, fuera de ti mismo, caerás del cenit al nadir porque ése es tu destino, tu miserable destino. Y mientras de más alto caigas, más alto será el rebote, más larga tu duración en la memoria de la piedra.
   Hemos saltado del vientre de nuestra madre o del borde de una estrella y vamos cayendo.
  
  
Vicente Huidobro, Altazor / Temblor de cielo, Cátedra, Madrid, 2005, p. 59.

2 comentarios:

Francisco dijo...

Buena y esperada resurrección.

raquel dijo...

Después de unos meses de descanso, creo que ya tocaba. Tendré que dar las gracias a ese gato solidario que habrá donado varias de sus vidas a mi blog.