Desnudo de mujer, Amalia Bautista

martes, 23 de julio de 2013
Desconocida, Man Ray

DESNUDO DE MUJER

Para ti nunca fui más que un pedazo
de mármol. Esculpiste en él mi cuerpo,
un cuerpo de mujer blanco y hermoso,
en el que nunca viste más que piedra
y el orgullo, eso sí, de tu trabajo.
jamás imaginaste que te amaba
y que me estremecía cuando, dulce,
moldeabas mis senos y mis hombros,
o alisabas mis muslos y mi vientre.
Hoy estoy en un parque, donde sufro
los rigores del frío en el invierno,
y en verano me abraso de tal modo
que ni siquiera los gorriones vienen
a posarse en mis manos porque queman.
Pero, de todo, lo que más me duele
es bajar la cabeza y ver la placa:
«Desnudo de mujer», como otras muchas.
Ni de ponerme un nombre te acordaste.


Amalia Bautista, Cárcel de amor, Renacimiento, Sevilla, 1988, p. 34.

2 comentarios:

Auroratris dijo...

Es verdad, aún siendo de mármol tiene su corazoncito, como todas las mujeres, ya seamos mármol o brasa.
Besos.

raquel dijo...

O también, ese mármol pudo ser antes piel, y debajo se le ha quedado aún el corazón, latiendo.

En todo caso, un poema que nos pone en otros ojos y ayuda a repensar la realidad. Abrazos.