[La música, un aceite...], Rafael Chirbes

viernes, 20 de mayo de 2016
Cupido y Psique, Edvard Munch


   La música, un aceite que engrasaba dos cuerpos desnudos, seres a los que se les había arrancado el caparazón (¿de qué frágil cualidad se vuelve el hombre despojado de su cáscara textil?); larvas que, en el espejo, parecían desprovistas de estructura interna, incluso de piel, mutilados pedazos de carne que se buscan.


Rafael Chirbes, París-Austerlitz, Anagrama, Barcelona, 2016, pp. 76-77.
 

2 comentarios:

RECOMENZAR dijo...

bella manera tienes de interpretar tu vida

Unknown dijo...

Qué bonito
Juan andrés