[Pero donde hay...], Friedrich Hölderlin

viernes, 21 de septiembre de 2018
Masao Yamamoto


Pero donde hay peligro
crece también lo que nos salva.


Friedrich Hölderlin, Cantos, Linteo, Ourense, 2010. Traducción de Antonio Pau.

[Las palabras del amor...], Christian Bobin

lunes, 17 de septiembre de 2018
Dos tulipanes, Robert Mapplethorpe


Las palabras del amor son como el amor que se hace, requieren la noche, el incomparable resplandor de la noche. Se ama. Se escribe. Es para no morir y es solo tras la muerte.


Christian Bobin, El encanto sencillo, La cama sol, Madrid, 2018. Traducción de Victoria Gómez.

[Amar a alguien...], Christian Bobin

domingo, 16 de septiembre de 2018
El sueño de Afrodita, Paul Delvaux


Amar a alguien es despojarle el alma, y mostrarle así, en ese rapto, hasta qué punto su alma es grande, clara e inagotable. Todos sufrimos por ello: no nos roban lo suficiente. Sufrimos por llevar dentro una fuerza que nadie sabe cómo saquear para descubrirla a nuestros ojos.
 

Christian Bobin, Souverainete du vide / Lettres d'or, Gallimard, París, 1995.

[Por donde más es vida], Antonio Porchia

sábado, 15 de septiembre de 2018
Daido Moriyama

La vida comienza a morir por donde más es vida.

Antonio Porchia, Voces abandonadas, Pre-Textos, Valencia, 2001 (1992).

[El miedo...], Andrés Neuman

miércoles, 12 de septiembre de 2018
Francesca Woodman


El miedo es una especie de amor torcido.


Andrés Neuman, Fractura, Alfaguara, Madrid, 2018.

[Leer y escribir...], Christian Bobin

martes, 11 de septiembre de 2018
Jessie Willcox Smith


Leer y escribir son dos puntos de resistencia frente al absolutismo del mundo.



Christian Bobin, Les ruines du ciel, Gallimard, París, 2009.

[Más que los aciertos], Andrés Neuman

domingo, 9 de septiembre de 2018
Hao Boyi

Lo que más me gustaba eran nuestros diálogos cotidianos, que se volvían tiernos sin querer. Al salir de su buhardilla, por ejemplo, yo decía: Mi amor, me voy. Y él, en vez de saludar, contestaba: Mi amor, me quedo. A través de esas dulces torpezas, yo trataba de imaginarme cómo era su idioma. Más que hablarlo por mí misma, deseaba deducirlo a través de él. Fui descubriendo que es posible iniciarse en una lengua gracias a los errores que sus hablantes cometen en la nuestra. Igual que en el amor, los errores hablan de nosotros más que los aciertos.


Andrés Neuman, Fractura, Alfaguara, Madrid, 2018.