[Escribir es...], Marc Augé

sábado, 16 de junio de 2018
Cerca del fin del camino, Gerald E. W. Shepherd


Escribir es morir un poco, pero un poco menos solo.


Marc Augé, El tiempo sin edad. Etnología de sí mismo, Adriana Hidalgo, Madrid, 2016, p. 56.
  

[Hasta en nuestros silencios], Christian Bobin

miércoles, 13 de junio de 2018
Libélula, Watanabe Seitei

El amor es el milagro de que un día nos entiendan hasta en nuestros silencios y de entender, a nuestra vez, con la misma delicadeza: la vida en estado puro, tan sutil como el aire que sostiene las alas de las libélulas y se regocija con su danza.

Christian Bobin, Resucitar, Encuentro, 2016, 2017.
   

Mi vida, Henri Michaux

martes, 12 de junio de 2018
Åsa Widman

MI VIDA

Te vas sin mí, vida mía.
Ruedas.
Y yo todavía espero dar un paso.
Llevas la batalla hacia otra parte.
Me abandonas así.
Nunca te he seguido.

No veo claramente tus ofertas.
Lo poco que quiero, nunca lo traes.
A causa de esa falta, anhelo tanto.
Tantas cosas, casi el infinito…
A causa de ese poco que falta, que nunca traes.

‍‍ ‍‍
Henri Michaux, Antología poética (1927-1986), Adriana Hidalgo, Madrid, 2008.
‍‍ ‍‍

[Sólo he escrito para ti...], Christian Bobin

sábado, 9 de junio de 2018
Antonio Canova


Sólo he escrito para ti, incluso antes de conocerte, incluso en otro tiempo, en la oscura inmensidad del tiempo antes de encontrarnos.


Christian Bobin, L'homme-joie, L'Iconoclaste, 2012.

[Puedes acariciar...], Francis Scott Fitzgerald

miércoles, 6 de junio de 2018
Natalia Drepina


Puedes acariciar a la gente con palabras.


Francis Scott Fitzgerald, El Crack-Up, Capitán Swing, Madrid, 2012.

[Parece como si existiera...], Milan Kundera

domingo, 3 de junio de 2018
Mario De Biasi


Parece como si existiera en el cerebro una región totalmente específica, que podría denominarse memoria poética y que registrara aquello que nos ha conmovido, encantado, que ha hecho hermosa nuestra vida.


Milan Kundera, La insoportable levedad del ser, Tusquets, Barcelona, 2005.

En mayo, Adam Zagajewski

miércoles, 30 de mayo de 2018
Sten Feldheim

EN MAYO

En mayo, atravesando el bosque al alba
me preguntaba dónde estabais, almas
de los muertos. Dónde estabais, jóvenes
desaparecidos, dónde estabais, del todo
transfigurados.
En el bosque reinaba el gran silencio
y oía soñar las hojas verdes,
oía soñar a las cortezas, hechas para construir
barquitas, naves, velas.
Luego, arrancó lentamente el gorjeo de los
pájaros, jilgueros, tordos y mirlos ocultos
en los balcones del ramaje; cada uno hablaba distinto,
con otra voz, sin pedir nada, sin
amargura ni pena.
Y comprendí que en el canto estabais,
inalcanzables como la música, indiferentes como
notas, lejos de nosotros como nosotros
de nosotros mismos.

‍‍
Adam Zagajewski, Poemas escogidos, Pre-Textos, Valencia, 2005.
‍‍