[Hemos querido vivir], Michel Houellebecq

sábado, 17 de septiembre de 2016
Rayografía. Desnudo con vapor, Man Ray



En la contradicción que inunda nuestras mañanas
Respiramos, es cierto, y el cielo está apacible;
Pero ya no creemos que la vida sea posible,
Ya no tenemos la impresión de ser humanos.
La infancia se ha acabado, se han repartido las cartas;
A fuerza de costumbre y de renuncia,
Hemos ahogado los gritos de la pasión;
Nos encaminamos hacia el fin de la partida.
El polvo se arremolina sobre el suelo gris, moviente;
Un golpe de viento surge y purifica el espacio.
Hemos querido vivir, quedan trazas de ello;
Nuestros cuerpos aletargados se suspenden a la espera.

‍‍
Michel Houellebecq, Configuración de la última orilla, Anagrama, Barcelona, 2016.
  

1 comentarios:

Amapolita Azzulita dijo...

Querer vivir creo que es a veces la única llama que puede prender la existencia.