[La tranquilidad interior...], Joan Margarit

sábado, 23 de marzo de 2019
Daniel D'Auria


La tranquilidad interior tiene mucho que ver con el amor que has recibido y con el que has sido capaz de dar en cada una de las particulares circunstancias en las que se ha ido desarrollando la vida. Y esto está relacionado también con la poesía, con las razones que justifican la necesidad imperiosa de cualquier artista por crear. En el hecho poético participan el poema, el poeta y el lector. Quien escribe el poema y quien lo lee son dos personas desconocidas, pero con una relación silenciosa mucho más intensa de la que tenemos con algunas personas cercanas. Es lo máximo que me he podido acercar a aquel «ama a los otros», al prójimo, otra palabra de dudoso significado.


Joan Margarit, Para tener casa hay que ganar la guerra, Austral, Barcelona, 2018. Traducción de Josep M. Rodríguez.

[Y a veces también duelen], Patxi Andión


Iglena Rousseva


Todos los deseos juntos caben en el hueco de una muela y a veces también duelen.


Patxi Andión, Breverías, Huerga y Fierro, Madrid, 2014.

[Más dura es la intemperie sin los versos], Joan Margarit

jueves, 21 de marzo de 2019
Gervasio Sánchez


No hay muchas cajas negras en las cuales nuestra soledad pueda entrar para salir más consolada, más ordenada, más feliz en suma. La poesía quizá no es gran cosa, pero más dura es la intemperie sin los versos. En este sentido, la poesía es la última Casa de Misericordia.


Joan Margarit, Un mal poema ensucia el mundo. Ensayos sobre poesía, 1988-2014, Arpa Editores, Barcelona, 2016.

[Contened el ritmo...], Henry David Thoreau

domingo, 17 de marzo de 2019
Eugène Delacroix


Contened el ritmo. Seguid las horas del universo, no las de los trenes.


Henry David Thoreau, Todo lo bueno es libre y salvaje, Errata Naturae, Madrid, 2017. Traducción de Silvia Moreno, Laura Naranjo, Carmen Torres, Marcos Nava, Miguel Ros y Antonio García.

[Ser es un narrar], Byung-Chul Han

viernes, 15 de marzo de 2019
En el jardín, Claude Monet

La época digital totaliza lo aditivo, el numerar y lo numerable. Incluso los afectos se cuentan en forma de likes. Lo narrativo pierde enormemente relevancia. Hoy todo se hace numerable para poder traducirlo al lenguaje del rendimiento y la eficiencia. Además, el número hace que todo sea comparable. Lo único numerable es el rendimiento y la eficiencia. Así es como hoy todo lo que no es numerable deja de ser. Pero ser es un narrar y no un numerar. El numerar carece de lenguaje, que es historia y recuerdo. 


Byung-Chul Han, Loa a la tierra, Herder, Barcelona, 2019. Traducción de Alberto Ciria.

[Tal vez en el principio...], John Berger

martes, 12 de marzo de 2019
Selçuk Demirel


Tal vez en el principio
el tiempo y lo visible,
inseparables hacedores de distancia,
llegaron juntos
borrachos
golpeando la puerta
justo antes del amanecer.



John Berger, ¿Estamos a tiempo?, Nórdica, Madrid, 2019. Traducción de Pilar Vázquez.

[En el momento mismo en el que se protesta], John Berger

viernes, 8 de marzo de 2019
En el momento mismo en el que se protesta tiene lugar una pequeña victoria.

Y el momento, aunque pasa como cualquier momento, se hace en cierto modo indeleble. Pasa, pero ha quedado impreso.


John Berger, ¿Estamos a tiempo?, Nórdica, Madrid, 2019. Traducción de Pilar Vázquez. Ilustraciones de Selçuk Demirel.

[Si solo...], John Berger

miércoles, 6 de marzo de 2019
Selçuk Demirel


Si solo pienso en mí, ¿quiénes son los otros? Si los otros solo piensan en ellos, ¿quién soy yo? Si no ahora, ¿cuándo? Si no aquí, ¿dónde?


John Berger, ¿Estamos a tiempo?, Nórdica, Madrid, 2019. Traducción de Pilar Vázquez.

[Alguno de estos días...], Idea Vilariño

martes, 5 de marzo de 2019
Bodegón — juguetes, Donald Hamilton-Fraser


Alguno de estos días
se acabarán las bromas
y todo eso
esa farsa
esa juguetería
las marionetas sucias
los payasos
habrán sido la vida.




Idea Vilariño, Poesía completa, Lumen, Barcelona, 2016.


[No sabes lo que llevas...], Piedad Bonnett

sábado, 2 de marzo de 2019
Nido de golondrina, Susan Seubert


No sabes lo que llevas
en tu valija. Cuando la abras
volarán golondrinas
y murciélagos a los que harás cantar
para espantar el miedo.


Piedad Bonnett, Poesía reunida, Lumen, Barcelona, 2016.